I’m not a look-alike: encontrando personas parecidas

¿No te ha pasado que ves un retrato de una persona desconocida y jurarías que es exactamente igual a alguien que conoces? Bueno, el fotógrafo canadiense Francois Brunelle ciertamente se lo ha planteado, y a través de su proyecto “I’m not a look-alike” decidió resolver esta cuestión. “Je ne suis pas un sosie/I’m not a look-alike” (que significaría algo así como “No soy una imitación” o “No soy parecido”- es una serie de 200 fotografías en blanco y negro de parejas de completos extraños, pero que guardan un parecido físico impresionante. Ninguno tiene parentesco ni ancestros comunes, y sin embargo, a través de esta serie podemos observar cómo es posible que dos personas e incluso nacidos en diferentes países- guarden semejanzas físicas tan aparentes.

BrunelleBrunelle toma prestado el término “doppelgänger” -palabra alemana que significa “doble que camina”- para definir la esencia de este proyecto. Llama la atención cómo decide usar el blanco y negro en las imágenes para igualar aún más las características de las personas.

Si deseas ver el proyecto completo, puedes ir a la página de Brunelle, en http://www.francoisbrunelle.humaneco.ca